loader image
Menú Cerrar

Marcelo Paolucci: «Sporting fue alegría».

Marcelo Paolucci, enganche habilidoso y talentoso, de esos que ya no quedan. Un “exquisito” con la pelota que supo dejar su huella en Sporting.

Comenzando con la nota, Marcelo contó cómo fueron sus inicios en el fútbol: “mis comienzos fueron desde chico con los conceptos de mi padre, primero divertirme y disfrutar del juego”. Acerca de su llegada al club, dijo que “fue por gestión del “Sombra” González, que era el D.T. en su momento”. Sobre este último, agregó que es una “excelente persona y mejor D.T.”.

“Era todo un desafío porque pasamos 6 o 7 jugadores de Rosario y había mucha expectativa, por lo tanto, estaba la responsabilidad de hacer una buena campaña”, indicó al momento de referirse a la transición de un equipo a otro hasta lograr el debut.

Respecto a su estreno con la camiseta rojinegra dijo: “cuando debuté con esta camiseta me sentí siempre acompañado y respetado por todos”. Además, añadió que fue como lo esperaba “porque le ganamos a Comercial y el equipo jugó muy bien”.

En el terreno de las historias que le dejó este maravilloso deporte, comentó que “la anécdota que más me quedó grabada es que en cada disputa por el balón, llámese pelota dividida, la tribuna te apoyaba o alentaba como si fuera un gol”.

Ingresando al año 1999, cuando el club logró coronarse campeón, Marce habló sobre las sensaciones previas al partido consagratorio ante Rosario y dijo que “tenía un lío terrible en la cabeza. Hay que estar en el cuerpo de uno”. Pero una vez logrado el título, contó que sintió “mucha alegría y profesionalidad de haber logrado con el grupo el objetivo”. Por otra parte, agregó que “cuando uno entra a la cancha sueña con los títulos, eso no tiene precio”.

Al momento de repasar su camino en el fútbol, expresó que “mi trayectoria fue muy linda porque después tuve la suerte de jugar en Olimpo y salir campeón entrando al Nacional ‘B’. Luego Sol de Mayo de Viedma donde también fui campeón y Liniers, que por diferencia de 1 gol no entramos al Nacional ‘B’”.

“La mayor tristeza fue el descenso con Rosario”, manifestó respecto a su gran pena en el verde césped; pero sobre su mayor alegría comentó que fue el haber ganado muchos títulos. Respecto a las amistades que le quedaron, comentó: “tengo un montón. Es lo más lindo que me dejó el fútbol”.

Para finalizar, Paolucci habló del club y dijo que “Sporting para mí fue alegría, amigos y un montón de cosas …”.  Agregó que “parece un club modelo de Nacional “B” o más, tiene una estructura excelente”.

Artículos relacionados