preloder

Historia

El fútbol llegó a la Argentina apenas iniciada la segunda mitad del siglo XIX de la mano de los inmigrantes británicos, quienes arribaron al país junto a las empresas de ese origen que se radicaron en estas pampas, trayendo sus costumbres, cultura y “sports”.

Entre estos deportes, estaba el “football”, que comenzó a crecer rapidamente, no sólo en Buenos Aires, sino en el resto del país, trayendo como consecuencia la aparición de ligas y asociaciones de clubes a lo largo y a lo ancho del territorio nacional.

En nuestra zona eran populares las competencias entre los equipos formados por los trabajadores de los ferrocarriles Sud y Buenos Aires al Pacífico, especialmente los de esta última empresa que tuvo como gerente a William Bremen Harding Green.

En 1908 cuatro clubes fundaron la Liga del Sur y fue entonces cuando la popularidad del juego comenzó a afianzarse en el sur de la provincia de Buenos Aires.

En 1918 Punta Alta tuvo a su primer representante en la liga, el club Peñarol quién sólo disputó un campeonato oficial en primera división.
Con este panorama optimista, un grupo de jóvenes pensó en crear una nueva institución deportiva.

Por el año 1924 a este equipo se lo conocía como “Barrio la Hilacha” o “9 de Julio” y en varias ocasiones se trasladaba a las localidades cercanas para jugar partidos amistosos.
Históricamente se reconoce a este conjunto como el primer cuadro representativo y fundador del “ SPORTING Club 9 DE JULIO”.

En aquel grupo de jóvenes estaba Enrique Mendizábal, uno de los principales impulsores de la institución, junto a Carlos Hillman, Domingo Gennari, y otros muchachos pertenecientes a familias tradicionales de la ciudad.

El viernes 20 de Febrero de 1925 varios de los integrantes de aquel grupo de amigos, que jugaban para el “Barrio la Hilacha”, se reunieron en una casilla ubicada en la calle 9 de Julio 330 que pertenecía a la familia Saralegui. Luego de debatir durante horas, decidieron crear los estatutos del nuevo club y llamar a una asamblea general a realizarse cinco días después.

Así fue que en la noche del miércoles 25 de Febrero se reunieron 14 entusiastas muchachos en la casa quinta de la familia Mendizábal ubicada en la calle 9 de Julio esquina Brown. Juntos resolvieron crear formalmente una nueva entidad deportiva, sin pensar que con el correr de los años el club se convertiría en una de las instituciones más prestigiosas del sur de la Provincia de Buenos Aires.

Presidió el acto, como no podía ser de otro modo, el ‘Vasco’ Enrique Mendizábal, alma mater de la incipiente entidad, y a las 21.30 horas se inició la reunión. También estuvieron presentes Julio Sánchez, Carlos Mendizábal Sáez, Francisco Gurruchaga, Fernando Torres, Pedro Alfonsi, Aquilino Sánchez, Antonio Varela, Benjamín Torres, Jacinto Zapatel, Cosme Lizasoaín (lo apodaban “Juan” pero ese no era su nombre real), Pablo Saralegui, Luis Alfonsi, Joaquín Álvarez y José Zenobi, y en esta asamblea se acordó llamar a la nueva institución “SPORTING club 9 DE JULIO”.

De esta manera se puso en marcha la historia de nuestro club. En aquel momento se lo conocía como el ´azulgrana´ ya que la primera camiseta fue roja y azul a franjas verticales. Un par de años mas tarde dicha casaca tomaría los colores rojo y negro, que son los que perdurarían hasta nuestros días.

Posteriormente se cambió el nombre del club a “Sporting Ferro Carril Sud”, para así darle un impulso mayor a la entidad y conseguir el terreno ubicado entre las inmediaciones de la estación del Ferrocarril Sud cercana a la Base Naval Puerto Belgrano, y años más tarde, en 1933, adoptaría su nuevo y definitivo nombre: “Club Atlético Sporting”.

ESTADIO:

Antes de fundarse Sporting, y hasta varios años después, los muchachos jugaban al fútbol en un un baldío que estaba ubicada frente a la Casona Mendizábal, el lugar exacto era la esquina de Brown y 9 de Julio. Esta canchita era conocida como “el terror de la loma” porque en la zona había muchos médanos y el terreno no estaba nivelado. Pero la primera cancha “oficial” de Sporting fue inaugurada en 1927, y estaba ubicado en las inmediaciones de la estación del Ferrocarril Sud, sobre calle Colón entre Rosales y Urquiza, donde el público se apoyaba en una baranda de madera para ver los primeros partidos del rojinegro en la Liga del Sur.

Luego en el treinta, se mudó la cancha a un predio cercano que pertenecía a la Base Naval, entre las vías de los Ferrocarriles Sud y Rosario a Puerto Belgrano, a la altura de las calles Mitre y Luiggi.

Al poco tiempo, en 1932, luego del ascenso de Sporting a la primera división, debió abandonar dichos terrenos de la base, y es a partir de aquí en donde se comienza a gestar la construcción del estadio actual.

Aparece en la vida del club don Pío Rossi quién ofreció una manzana en las calles Mitre y Saenz Peña a un precio sumamente accesible y tan ventajoso que el club podría pagarlo cómodamente.

Los socios fundadores del club trabajaron codo a codo con los simpatizantes rojinegros para construir el nuevo estadio del Club Atlético Sporting. Fue un trabajo muy duro pero la obra terminada fue un orgullo para todos los que intervinieron en ese momento histórico que vivía la institución.

El domingo 26 de Marzo, ante Huracán de Ingeniero White, el día en que el rojinegro realizó su primera presentación en la cancha de Mitre y Saenz Peña. Según los diarios de la época, una tarde excelente propicio la inauguración del nuevo campo de deportes de Sporting Ferro Carril Sud. Un gran número de personas presenció el cotejo, las cuales dejaron en boleterías una importante recaudación que fue destinada en su totalidad a las familias afectadas por las recientes inundaciones producidas en Bahía Blanca. El marcador final fue sólo una anécdota. Los hinchas y socios fundadores se quedaron en sus retinas con el buen juego desplegado por los once muchachos del club que salieron a la cancha, pero principalmente disfrutaron el marco espectacular que presentaba el nuevo estadio de Punta Alta.

La Asamblea de 1934 dio el apoyo a la Comisión Directiva para que se prosiguieran con los trabajos en la cancha.
Se planeo construir canchas de tenis, pelota y basquetbol, algo que los socios le reclaman al club que por ese entonces se dedicaba casi exclusivamente al fútbol. Y en 1936 se comenzó la contruccion de la famosa tribuna local: «La Vicera».

Paralelamente a estas obras se cambió la orientación del campo de juego, el cual quedó como lo conocemos actualmente.

En 1938 fue electo presidente el doctor Carlos Gustavo Gericke, y bajo su gestión, el día 9 de julio, se realizó la inauguración oficial de la nueva cancha.

En 1991 la Liga del Sur puso reglas claras y obligó a todos los equipos afiliados a tener césped en su terrenos de juego. La inauguración oficial del terreno de juego con el verde cesped, se produjo en 1992 pero días antes, previo a la victoria del rojinegro 1 a 0 sobre la tercera división de Boca Juniors, hubo un acto muy emotivo. En agradecimiento a tanta lucha y a una vida llena esfuerzo, la CD que presidía Alfredo Sánchez decidió bautizar el estadio de Sporting como “Enrique Mendizábal”. Fue el homenaje en vida más importante que ha logrado brindar el club en su historia.

EL ASCENSO:
Corría el año 1932, y Sporting, tras cuatro años de jugar oficialmente, era dueño de un gran prestigio. Marcelo Chaillou, Luis Ticozzi, Juan Melgarejo, Enrique Mendizábal, Arturo Peters, Esteban Cardillo, Santiago Filippini, Natalio Salomoni, Félix Álvarez, Libre González, Facundo Hernando, Luis Miskulin, Silvio Pierantonelli, Ernesto Saralegui, Saucedo, Pedro Saudino, son algunos nombres que integraban aquel rico plantel que lograría el ansiado ascenso. El torneo era muy difícil y sólo había un ascenso en juego y muchos candidatos que querían ocupar esa plaza.
Los resultados hicieron que el campeonato terminara empatado entre Libertad y Sporting, y por lo tanto se debía jugar una final para determinar quien se quedaría con el ascenso a la primera división del futbol de la Liga del Sur.
Y fue así como un 21 de Noviembre de 1932, el rojinegro goleó 4 a 0 a Libertad, con goles de Libre González , en tres ocasiones, y Juan Melgarejo. Se daba así comienzo a una historia grande. Esa tarde, hace más de 72 años, la vieja cancha de Pacífico fue testigo del último partido de Sporting en Primera B.

LOS CAMPEONATOS:
1934 – Luego de aquel ansiado ascenso en 1932, rápidamente el rojinegro encontraría la gloria en primera división.
En 1934 Sporting obtenía su primer título de la Liga del Sur, en un campeonato que peleó palmo a palmo con Sansinena y Huracán, pero que quedo en nuestras manos ya que contábamos con jugadores de mayor experiencia y capacidad técnica. Libre González, Felix Álvarez, Carlos Morilla, Luis Ticozzi, Ángel Argüello, Juan Melgarejo, Silvio Pierantonelli, Pedro Saudino, Luis Serenelli, solo fueron algunos hombres que conformaron a aquel primer equipo campeón.

1935 – En 1935, se logró mantener la misma base de jugadores de los últimos años, a pesar de las numerosas ofertas que tuvieron de los clubes ‘grandes’ que militaban en la Asociación Bahiense de Fútbol. El rojinegro obtuvo en ese año lo que se llamó la triple corona al ganar en forma brillante el campeonato de la Liga del Sur, la Copa Competencia y la Copa Estímulo.
El quinteto ofensivo estuvo formado por Luis Serenelli, Felix Alvarez, Libre González, Silvio Pierantonelli y Ernesto Saralegui, marco todos los goles de aquel Sporting campeón.

1936 – Durante 1936 la Liga del Sur disputó la Copa Campeonato y la Copa Competencia en tres categorías: Primera, Segunda y Cuarta división. Cinco de esos seis torneos fueron ganados en gran forma por el rojinegro, relegando solo el título de campeón en cuarta división el cual quedó en manos de Huracán de Ingeniero White. Este fue otro gran año para la institución, en el cual se cerró un periodo con destacadas actuaciones deportivas y un gran crecimiento social.
Sporting obtenía así el tricampeonato 34/35/36, con destacadas actuaciones de Luis ‘tenacita’ Ticozzi, Angel Argüello y ‘cherrito’ Rodríguez, dos de los mejores backs de aquel momento, Julio Morfes, Felix Álvarez y Libre González, por mencionar solo algunos.

1945 – En 1945 la Liga del Sur sufrió la segunda y última escisión de su historia, y Sporting participó junto con los equipos mas grandes de la Liga Sureña.
El equipo que presentó Sporting durante 1945 fue muy distinto al tricampeón del 34-35-36. Habían pasado nueve años por lo que tan solo dos jugadores se mantuvieron en el plantel, Felix Alvarez y el Cherrito Rodríguez. Además se destacaban en el arco Américo Montes de Oca y Antonio Núñez, Martín Romero, Fernando Acuña, Antonio Pérez, Julio Malerba, Segundo López, Antonio Fuster , José Bonacci, y el goleador Santiago Miguez, quien jugó su ultimo año en Sporting y se despidió con 10 goles en 14 partidos. Es asi como en el año de los 20 aniversario, con este logro Sporting ya era uno de los indiscutidos grandes de la liga por cantidad de socios, estadio y prestigio deportivo.

1963 – En los años 1961 y 1962, Sporting había logrado conformar muy buenos planteles que desarrollaban un juego excelente, pero no habían logrado consagrarse campeones. En 1963, si bien el equipo fue inferior técnicamente al de dichos años, si ganó en garra, corazón y deseos de triunfar, lo que le permitió así alzarse con el quinto título de su historia. Aquellas sufridas finales con Olimpo en cancha de Villa Mitre jamás serán olvidadas. Así como tampoco aquellos hombres que obtuvieron este importante logro, Cicchini, el petiso García, Perrichón, Pocho Nieto, Miguel Ángel López, la paloma Schmid, Miguel Ángel More, Oscar Ardiles, Rubén Zampa, Alfredo ´Facha´ Sánchez, Raúl Carracedo, Enrique Curelovich , Rubén Arrieta, Héctor Garcilazo entre otros.

1964 – En 1964 hubo muy pocas modificaciones de aquel equipo que le dio al club el título de campeón de 1963. Quizás en esta decisión de mantener la misma base, estuvo el secreto del éxito. En el arco siguió Ricardo Schmid, en la línea de fondo se mantuvo Miguel Ángel More como back derecho y sobre el sector izquierdo ingresó Carlos Robañera. En la mitad de la cancha permanecieron Robledo y Facha Sánchez, mientras que Rubén Vega en reemplazo del entrerriano Héctor Gracilazo.Y los de arriba salían prácticamente de memoria: Nieto, Perrichón, Cicchini y García, el ´nuevo´ en la delantera era Palacios, que se ganó su lugar en reemplazo de Rubén Arrieta. Era muy difícil ganarle a un equipo con tantas figuras. Y en ese juego, y principalmente la humildad, se basó la sexta estrella que consiguió el club hace ya 40 años. Así como Félix Álvarez, Libre González, Silvio Pierantonelli, ´cherrito´ Rodríguez, Ángel Argüello, y otros mas, marcaron el comienzo del club en la década del ´30, este nuevo grupo de jugadores quedó en la historia como la segunda gran generación que tuvo Sporting en sus 80 años de vida.

1974 – 1974 fue un año muy duro para Sporting. Desde el comienzo se conocían las limitaciones que tenía la institución, no solo en la parte deportiva sino también en la económica. Todo lo que vino después se logró gracias a la conformación de un gran grupo humano. Este grupo de jugadores se caracterizaba por la juventud. En el arco estaba Isgro, en la defensa, el ´tati´ Ayala fue el lateral derecho, la pareja de centrales estuvo formada por Carlos González y Juan Carlos Ackerman, mientras que por izquierda jugó Miguel Ángel Rodríguez. En el mediocampo, Julio Micciarelli mas la cuota de experiencia que, con 36 años de edad, aportaban Rubén Felipe Nieto y Salvador Pedro Cicchini. Y arriba estaba Pescetti, y al cual a veces en delantera lo acompañaron alternativamente José Mosqueira, Jacob, Fiorucci, Carlos Micciarelli, Zalazar y Marquez. El campeonato ganado sirvió para que dos generaciones se fundan en un abrazo interminable. Desde aquel histórico domingo han pasado mas de 30 años, pero nada de lo vivido posteriormente pudo borrar la imagen de aquel equipo ganador.

1990 – En el año del mundial Sporting recuperó la memoria y se consagró campeón después de una larga espera. Este fue el primer título para una nueva generación de hinchas que se bancó las campañas irregulares realizadas durante la década del 80, en donde el rojo le peleó de igual a igual al poderoso Olimpo de aquella época.
En aquel recordado equipo estaban, en el arco el titular indiscutido, Néstor Bonifazzi; en la defensa terminaron jugando Raúl Morante como lateral derecho, Luis Luna y Daniel Faur como centrales, y Miguel Ángel García sobre el lateral izquierdo, pero también disputaron varios partidos otros defensores, como Martín Lagoa, Sergio Ripoll, Pablo Torres y Fabián Escudero. Por el sector derecho del mediocampo jugó Alejandro Pereyra, el volante central fue Alejandro Posado y por izquierda alternaron Gabriel Fernández y Juan Carlos Arrieta. El enganche de ese equipo fue Marcelo Fernández. El ´Kate´ tenía un nivel brillante y sin dudas fue el jugador mas valioso que tuvo Sporting en los comienzos de la década del 90; y en la delantera la mayor parte de los partidos, los disputaron Claudio Garcés y Gabriel Wentland. El título del 90 fue un campeonato que se vivió con mucha euforia y algarabía, ya que habían pasado 16 años de espera para gritar nuevamente campeón.

1999 – Después de quedar eliminados del Argentino B en diciembre de 1998, al año siguiente se decidió confiar el equipo a un hombre de la casa como era Rubén Felipe Nieto. El ‘Pocho’ había conseguido tres campeonatos como jugador (1963, 1964 y 1974).
Para esta temporada hubo varios refuerzos y algunos regresos importantes. En el arco el experimentado Pablo Molgatini, quien luego fue reemplazado por Fabricio Amaya. En defensa Walter Márquez, Martín Stagliano, Fabián Escudero, Adrián Pérez y Gabriel González se repartieron la titularidad la mayoría de los partidos. En la mitad del campo jugaron Miguel Faiazzo, Pablo Sánchez Olivera, Ariel Campos y como enganche Marcelo Paolucci. En la delantera se reencontraron Federico Nieto y Guillermo Álvarez, ambos, a fuerza de goles, se ganaron el respeto de los hinchas y el reconocimiento de los rivales.
El domingo 10 de Octubre fue un día glorioso. Tras nueve años de espera Sporting se dio el gran gusto de alzarse con el título de campeón y lo festejó con una victoria frente a Rosario por 3-1.

2002 – Cómo olvidar aquellas emocionantes finales de diciembre de 2002 contra Rosario, en donde apareció toda la garra rojinegra para imponerse a su clásico rival y obtener así uno de los títulos más valiosos.
Como olvidar el minuto 47 del segundo tiempo de la tercera final, donde cuando todos pensaban en el alargue, Fermín Ponte chocó con Ubeda, tras un centro intrascendente de del Gancho, y en el medio de la confusión el ‘gringo’ Álvarez aprovechó el rebote para marcar el 2-1. En las tribunas los abrazos y el grito de “dale campeón, dale campeón…” fue interminable. Como olvidar los afiches pegados en la calle. Como olvidar tanta alegría.

Con un plantel formado casi exclusivamente por jugadores de la casa se pudo conseguir el triunfo mas valioso en la historia del club. No solo por el rival, sino porque durante toda la campaña, incluidas las tres finales, se jugó en cancha ajena. Esa tarde Federico Nieto, Gabriel González, Alberto Mosqueira y Walter Marquez se dieron el lujo de repetir 28 años después la misma vuelta olímpica en cancha de Rosario que sus padres dieron en 1974.

2018 – Tras 16 años de espera, Sporting vuelve a consagrarse campeón en la Primera División de la Liga del Sur, de la mano del DT Emiliano Ortiz. El rojinegro se quedó de punta a punta con el Torneo Apertura «Héctor Baley» 2018, siendo 1º en la fase reglar y habiendo ganado también la etapa de playoffs. En la final, el «sangre y luto» le ganó 2-1 a Tiro Federal y logró dar la vuelta olímpica en el Estadio Enrique Mendizábal luego de 19 años. El equipo demostró buen fútbol y carácter durante todo el torneo, con un arquero que brindó mucha seguridad como Ignacio Torres; una defensa sólida conformada por Javier Menéndez, Matías López, Erico Walker y Nicolás Pacheco; un mediocampo dinámico y de buen pie integrado por Ignacio Burgos, Marcelo Castellano, Walter Linares y Brahiam Cuitiño; y una delantera explosiva con el veloz y asistidor Marco Rosas y el potente y goleador Mauro Sabatini. 

Además de los 11 títulos oficiales obtenidos en la Liga del Sur de Bahía Blanca, Sporting ha celebrado, por ejemplo, mandar al descenso a su eterno rival, el Club Rosario Puerto Belgrano, en el año 2009 tras ganarle por 3 a 0 y en el año 2011 goleándolo por 4 a 0, en ambas ocasiones en condición de visitante. Previamente a esto, en el año 2006, en dos partidos decisivos para mantener la categoría en el Torneo Argentino “B”, Sporting empató 1-1 de local y le ganó 1 a 0 de visitante a Rosario dejándolo en el Torneo del Interior (Argentino “C”). Y por último en el 2013, Sporting defendió sus 88 años de historia de ser el único equipo de la Liga del Sur que nunca descendió, luego de estar peleando hasta las últimas fechas por mantener la categoría, objetivo que terminó logrando.